Yo balanceada - Decisiones de vida

Tina Tesina (1998) establece que para el desarrollo de una exitosa carrera profesional, las mujeres deben tomar 10 decisiones antes de los 40.

1. El poder de una buena decisión: Decida tomar elecciones inteligentes

Las decisiones inteligentes no son accidentales. Se basan en cinco aspectos básicos:

Auto-conciencia:
Sepa todo lo que pueda acerca de lo que quiere. Sepa sus debilidades, puntos fuertes, talentos y habilidades. CUIDADO = Cuando los demás quieren lo que ellos piensan que es mejor para usted. La decisión correcta podría verse oscurecida por los deseos de sus padres, cónyuge, amigos, compañeros o jefes.

Investigar:
Asegúrese que sus decisiones se basan en la realidad y tienen una alta probabilidad de tener éxito.

Adecuación:
Una buena decisión debe ser apropiada para usted, sus circunstancias de vida, sus metas y sus otras decisiones. Pero las decisiones también afectan a los demás, por lo que las buenas decisiones deben adaptarse a los demás que pueden verse afectados.

Apoyo:
Una buena decisión la pone en contacto con personas que pueden ayudarle a ampliar sus horizontes y que pueden proporcionar la amistad, así como el apoyo profesional.

Respeto propio:
Para tomar una decisión adecuada, debe sentirse cómoda con la ética y los valores que conlleva.

Un manejo de la vida reactivo significa esperar hasta que algo suceda y luego responder a ello. En cambio, se debe aspirar a tomar decisiones proactivas. Los pasos para tomar una decisión proactiva son:

• Anticipe la necesidad de elegir, piense antes lo que podría suceder y prepárese para ello. Piense de antemano lo que hay que hacer, lo que quiere hacer y lo que tiene tiempo para hacer.
• Evalúe la situación: ¿Es práctica? Si no parece práctica, ¿habría una manera que podría hacerse práctica? ¿Cuáles son los beneficios? ¿Cuáles son las desventajas? ¿Conoce los pasos que hay que seguir para llevarla a cabo? ¿Cómo se comparan las recompensar, si hay éxito, con las consecuencias negativas si algo sucede mal?.
• Elija un plan de acción razonable con base en las anteriores interrogantes.
• ACTÚE, trascienda de la decisión a la acción.

2. No permita que su pasado la detenga. Resuelva antiguas problemáticas

– Mientras problemas no resueltos de su infancia, problemas de sus pasadas relaciones y experiencias profesionales no exitosas le causen algún estrés o malestar emocional, no va a estar realmente en control de su vida.

– Pregúntese a si misma, “¿Qué es lo que no está funcionando? ¿Cómo puedo hacer que funcione?”. Responder a un problema buscando culpables a nuestra situación es una respuesta disfuncional. La pregunta no es “¿Quién tiene la culpa de mi problema?” sino “¿Qué puedo hacer para solucionarlo?”

– En ocasiones hay miembros de nuestra familia o de grupos cercanos que quieren recibir más de usted con respecto a lo que usted puede dar. Es necesario que aprenda a mantener un balance entre las necesidades de ellos y las suyas. Para ser exitosa, sus relaciones familiares deben ser saludables y satisfactorias para todos los involucrados, pero priorizar las necesidades y deseos de los demás sobre las suyas es perjudicial.

– La clave está en darse cuenta que usted y sólo usted es responsable de lo que hace a partir de hoy. Puede discutir aspectos de su vida con sus padres, hermanos, cónyuges y amigos y aprovechar para aprender de sus experiencias y distintos puntos de vista, pero al final usted debe tomar las decisiones. Aunque se deje influenciar por el consejo de alguien más, usted debe sobrellevar las consecuencias de todas sus decisiones.

3. ¿Hacia dónde va? Decida establecer metas realistas y prioridades

Establezca sus propias prioridades:

Tiene que preguntarse:
¿Qué es lo que más disfruta hacer?
¿Qué la hace feliz?
¿Qué le produce sentimientos de satisfacción?
¿Qué actividad productiva desarrollaría si no tuvieras que recibir una remuneración?
¿Prefiere estar rodeada de muchas personas, de pocas personas o estar sola?
¿Cuando esté mayor, qué logros le harían sentirte orgullosa?
Ordene en orden de importancia las palabras de la siguiente lista: El éxito financiero, ayudar a los demás, su carrera, su familia inmediata, su familia extendida, la expresión artística, la expresión de su propia personalidad, las actividades físicas, la práctica religiosa o espiritual, la expresión emocional, la comunicación, la intimidad, la satisfacción sexual, tener hijos, el amor.

Las prioridades no necesariamente tienen que ser fijas en el tiempo. Sea flexible y permita estos cambios. Según Tesina debe hacer un ejercicio diario:

Clarifica tus prioridades principales.
Escriba estas prioridades y manténgalas en un lugar donde las puede ver frecuentemente.
Una vez al día, debe leerlas y evaluar dónde está en cada una.
En los aspectos que se siente satisfecha, felicítese.
En los aspectos que se siente insatisfecha, considere qué podría hacer diferente o si tiene que re-evaluar esa prioridad.

El equilibrio entre la felicidad futura y la gratificación presente:
Hay cosas que debe sacrificar hoy para que su plan de mañana se cumpla. Otras veces tenemos que alcanzar objetivos más urgentes o superar obstáculos inmediatos. En estos casos, parece que estamos posponiendo nuestras metas a futuro, aunque no es así. Por otro lado, además de estar enfocadas sobre nuestras metas, es necesario ser felices en el presente, disfrutar del proceso, pues es lo único certero, lo único que tenemos en este momento.

4. ¿Quién la quiere? Decida sacar el máximo provecho a lo que usted es.

Las mujeres somos demasiado críticas con nosotras mismas. Debe aprender a pensar positivamente sobre quién es y afirmarse sus mejores cualidades y talentos.

La motivación, cómo crearla:

Al estar a cargo de su propia vida se convierte en su propia jefa y tiene la posibilidad de elegir qué tipo de jefe quiere ser con usted misma. Para ser una buena jefa debe tratarse con amabilidad y comprensión, ser muy generosa en darse elogios y suave con las correcciones. Si se hace sentir bien a usted misma, va a lograr sus metas con gran sentido de orgullo y placer. Al celebrar sus logros, creará la motivación para cumplir más metas. La motivación es el resultado de la apreciación (de usted misma) y la celebración (de sus logros).

Aprenda a relajarse y reconfortarse a usted misma: ¿Qué la hace sentir más cómoda? ¿Qué la alivia? ¿Qué actividades la ayudan a recuperar energía?

5. Vaya tras sus metas. Decida recibir la educación y formación que necesita.

¿Qué tipo de educación necesita?

No todas las carreras u ocupaciones requieren de la educación universitaria. Aprenda sobre la educación necesaria para poder conseguir tus metas.

La creación de redes:

Al obtener su educación, va a conocer a otras personas que trabajan en su campo, especialmente sus instructores. También puede conocer contactos compartiendo con personas que trabajan en su área, mediante entrevistas o al asistir a reuniones de las organizaciones profesionales o a seminarios. Estas personas podrían ser un recurso para usted en el futuro.

La educación no es sólo IQ y notas:

Hay distintos tipos de aprendizaje, muchos tipos se obtienen de educación no académica:

Mentores, una excelente educación personalizada; como aprendices (en algunos gremios), es una modalidad más formal de mentores; experiencia laboral; educación técnica; y experiencia en general.

6. Establezca una conexión: Decida convertirse en una comunicadora efectiva

La comunicación es una habilidad y existen técnicas para mejorar en esta.

Escuchar activamente.

Preste atención a la persona y la persona debería darse cuenta que está prestándole esa atención. Para ello, parafrasee lo que la otra persona le está diciendo para que esta se sienta escuchada y para asegurarse de que usted entiende a qué se refiere.
Aprenda a reconocer cuando la discusión es significativa para la otra persona.
Pregunte si no entiende lo que le están diciendo.
Escuchar activamente no implica que debe estar de acuerdo con lo que la otra persona le dice.

Hablar de manera atenta.

Preste atención a lo que está diciendo y también a cómo la persona está reaccionando y recibiendo tu información. Los gestos, la expresión, el lenguaje corporal y la postura brindan pistas para ayudarle a entender si la otra persona la está entendiendo o no.
Evite abrumar a la otra persona con mucha información a la vez.
Mantenga el interés de la otra persona en la conversación.
Observe a su escucha: a) Hágale saber lo mucho que le importa que le escuche, b) Mantenga el contacto visual con la persona para que esta la escuche de manera más atenta.
No adivine nada, pregunte: “¿Dije algo malo?”, “¿Está de acuerdo con lo que estoy diciendo?”, “Pensé que estaría contenta con lo que le converso, pero se ve molesta…”
Bríndele a su escucha una opción: “¿Es este un buen momento para hablar?”, “¿Qué piensa usted al respecto?”.
Debe estar consciente de alguna posible confusión: “¿Le parece que lo que estoy diciendo tiene sentido?”, “¿Estoy hablando muy rápido?”, “¿Tiene alguna pregunta?”.

7. Sea joven en espíritu: Decida seguir aprendiendo.

Diferentes formas de aprendizaje:

Es más fácil aprender cuando conoce cuál es su estilo de aprendizaje. Este estilo consiste en 2 partes: preferencia sensorial y actitud.

¿Cuáles sentidos utiliza más?

– Auditiva (absorbe información a través de escuchar las palabras).
– Visual (entiende mejor la información cuando ve las cosas, es más buena imaginándose las cosas que pensándolas en términos de las palabras).
– Táctil (aprende mejor hacienda las cosas).
– Imaginativa (aprende mejor a través de “soñar despierta”).

Actitud ante el aprendizaje: si prefiere aprender sola o en grupo, si prefiere aprender a través de la educación formal (universidad, cursos), leyendo o haciendo, etc.

8. Es necesaria una aldea: Decida construir redes personales y profesionales.

Necesita un grupo de personas para satisfacer sus necesidades y obtener apoyo.
Organizaciones profesionales y sociales. Estar involucrada en grupos le brinda la oportunidad de ayudar a otras personas y ejercer una influencia sobre su comunidad. Además, provee de apoyo social y emocional para usted y su familia, contactos con personas prominentes, referencias o acceso a recursos, entretenimiento y amistad.
Recursos profesionales: colegios profesionales, sindicatos, asociaciones de trabajadores. Estos ofrecen: 1) Educación especializada en determinada área; 2) Contactos con personas que tienen más experiencia que usted y que podrían fungir como sus mentores; 3) Lugar donde tener acceso a información actualizada sobre su área profesional.

9. Nunca lo suficientemente rica: Decida lograr la seguridad financiera.

Explore los bancos locales y compare sus posibilidades de ahorro y crédito, así como los servicios que brindan. El mejor banco tiene un gerente o funcionario que se tomará el tiempo de conversar con usted y explicarle lo que su banco ofrece. Este banco también debería tener tasas de interés competitivas, servicios específicos que usted necesite y una ubicación conveniente.

Empiece a crear sus presupuestos:

Escriba todo lo que gana por mes.
Familiarícese con sus gastos: gastos fijos (alquiler de la casa, agua, luz, teléfono, pagos del carro, pago de seguros, etc) y gastos variables.
Analice sus gastos: ¿en qué cosas invierte más dinero y en qué momento del mes?
Sume el total de sus ingresos y el total de sus gastos.
Cree su presupuesto utilizando los actuales gastos como referencia y decida cuánta plata va a dedicar por mes a cada uno de estos gastos.

La creación de presupuestos funciona para asegurarse que está viviendo dentro de sus posibilidades.
Siempre debería ahorrar una cantidad determinada de sus ingresos.
Utilice sólo una tarjeta de crédito con un límite pequeño. Pague las deudas de esa tarjeta inmediatamente.
Busque a alguien que le pueda guiar para invertir parte del dinero.

10. ¿Nos estamos divirtiendo?: Decida balancear su trabajo y su tiempo libre.

Es necesario recrearse, tener un balance entre la excelencia laboral y el tiempo libre y de descanso.
Programe tiempo libre para hacer alguna actividad fuera del trabajo que le apasione
Escriba una lista con sus actividades preferidas
Utilice a sus redes para actividades de entretenimiento y recreación
Trate de reír lo más que pueda
Deje espacio para la espontaneidad
Celebre las pequeñas cosas
Recargue sus energías espirituales (yoga, meditación, viajes, masajes)
Celebre las pequeñas victorias
Debe hacer ejercicio
Disfrute cada segundo
Viva su vida de acuerdo con sus principales valores

Fuente: Tessina, Tina (1998) The 10 smartest decisions a woman can make before 40. Heatlh Communications, Florida.