Mi trabajo y yo - Estrategias para el éxito en tu carrera profesional

Lois Frankel (2007) en su libro Stop sabotaging your career. 8 proven strategies to suceed in spite of yourself propone 8 estrategias para el éxito en nuestra carrera profesional.

1. Construye relaciones fuertes de 360 grados

Llega un punto en la carrera profesional en que el expertise académico y técnico deja de ser el factor esencial. Nuestra reputación es construida al inicio de nuestra carrera con base en nuestras competencias. Sin embargo, una vez que hemos demostrado determinado nivel de competencia, esta deja de ser un factor de ascenso en la organización. De ahí que invertir tiempo en cultivar buenas relaciones es esencial.

En todas las relaciones hay un quid pro quo (una persona brinda ayuda a cambio de ayuda en esa u otra situación). Aún cuando las relaciones no pueden suplantar el lugar de las competencias técnicas, sí las complementan. Las relaciones que son valiosas y significativas tienen tres componentes esenciales: confianza (basada en la consistencia y honestidad), reciprocidad y un interés genuino por la otra persona.

Hay que mantener un balance al construir buenas relaciones sociales y laborales. Tampoco se puede depender demasiado de lo que otros piensen de nosotras y no podemos dedicar nuestro tiempo a caerle bien a los demás.

Almuerce al menos una vez por semana con uno o dos de sus colegas.
Visite la oficina de uno de sus compañeros de trabajo al menos 10 minutos por día para una conversación casual.

Sonría a la gente cuando coinciden en los pasillos.

Mantenga la puerta de su oficina abierta.

Cuando alguien le converse, dedíquele 100% del momento a esa persona.
Comparta datos personales con otras personas.

Acepte las invitaciones de sus compañeros de trabajo para ir a almorzar o cenar y extiéndales usted también una invitación de este tipo.

Siempre asista a las actividades sociales de la oficina.

Aprenda los nombres de los esposos/as, hijos/as y personas significativas de sus compañeros de trabajo.

Recuerde los cumpleaños de sus compañeros de trabajo.

De seguimiento a información personal que han compartido sus compañeros de trabajo con usted.

Interactúe con todos los de la organización de manera equitativa, independientemente de su rango laboral.

No permita que sus deseos de agradarle a los demás le impidan ser directa y transparente al expresarse.

Haga favores a los demás aunque no necesariamente pueda anticipar que ellos lo harán por usted en el futuro.

2. Conviértase en una parte clave de su equipo

Uno de los principales secretos para ser una exitosa integrante en un equipo implica la habilidad de trascender el ámbito de nuestras preferencias y visiones de mundo y comprender la naturaleza de complementación del trabajo en equipo. Para ser percibida como un miembro clave del grupo decida cuál rol va a ocupar para contribuir con el avance del grupo.

Manténgase involucrada en el grupo, escoja cuál rol va a ocupar. Conviértase en miembra activa y contribuya en la toma de decisiones.

Tome en cuenta a los miembros más callados y tímidos del grupo. Trate de asegurar que todas las voces son escuchadas.

Pregunte si todos/as están de acuerdo con determinada decisión.

Sugiera que al menos 15 minutos de las reuniones estén dedicadas a conversar sobre el proceso que han logrado. Pregunte qué pueden hacer en las próximas reuniones para hacerlas más productivas.

Cuando el tema de la reunión no está relacionado con su área de trabajo, utilice la oportunidad para escuchar a los demás y aprender cosas nuevas que podrían serle útiles en el futuro.

Postúlese como voluntaria para trabajar en proyectos que requieren la participación de al menos otras 2 personas.

Debe estar dispuesta a ceder en los pequeños detalles si ello implica que todo el equipo se verá beneficiado.

Debe ser paciente con el proceso de “lluvia de ideas.” No se concentre en las diferencias de opinión o en los obstáculos, más bien potencialice dichas diferencias para crear soluciones integrales a los problemas.

Circule artículos que cree que puedan resultar de interés a los otros integrantes.

Publique no sólo sus éxitos, sino también los del resto de su equipo.
Comparta la información que tenga con los demás integrantes del equipo.
Celebre los logros del equipo en fiestas pequeñas, reconocimiento público a los miembros, tiempo libre o algún pequeño detalle.

Identifique las fortalezas de los otros miembros como oportunidades para su mayor aprendizaje, no como amenazas.

3. Capitalice el papel de la percepción

La ropa que utiliza, la forma en cómo se sienta en una reunión, la forma en que camina, la forma en cómo habla y los gestos que utiliza influencian la percepción que otras personas tienen sobre usted.

Comunicación = 10% lo que dice, 40% cómo se escucha, 50% cómo se ve. Nuestra imagen y nuestro estilo de comunicación son las 2 primeras cosas que las personas notan de nosotras. Debe vestirse no para el trabajo que tiene, sino para el trabajo que quiere. Trate siempre de vestirse un poco mejor que las personas a su alrededor.

Para una efectiva comunicación Haga una pausa para organizar sus ideas. No es necesario que responda inmediatamente cuando le hacen una pregunta.
Responda directamente lo que le estén preguntando.
Fundamente su respuesta con 2 o 3 datos o evidencia.
Si no está segura de que le han comprendido, pregunte si hay preguntas y si usted les respondió satisfactoriamente a su pregunta.

Lograr y mantener la atención de la audiencia.
Nunca de una presentación para la cual no se ha preparado.
Concéntrese en el punto más importante y recuerde brindar sólo 2 o 3 ideas que fundamenten su idea principal.
Emplee palabras cortas.
Utilice su lenguaje corporal y establezca contacto visual.
Practique las presentaciones más importantes y grábelas con una cámara. Pida que otras personas retroalimenten su presentación.

Cinco errores fatales que deberías evitar
Pedir permiso.
Emplear preámbulos, usar más palabras debilita un mensaje. Conforme más hablé más debilita el mensaje.
Hablar haciendo preguntas en lugar de afirmaciones.
Pedir perdón.
Explicar ad nauseam: hablar aún más porque asume que no le están entendiendo.

Algunos consejos para la comunicación efectiva:

No ahorre excesivamente en la ropa de trabajo.
Nunca se vaya de su casa sin haberse visto en el espejo.
Cuide sus uñas y su cabello.
Fíjese en el brillo y limpieza de sus zapatos, especialmente antes de una reunión importante.
Use los gestos y pausas apropiadas al hablar para darle fuerza a sus palabras.
Haga ejercicio regularmente para incrementar su salud, energía e imagen.
Al dar un apretón de manos debe darlo de manera fuerte y firme.
Nunca exponga una presentación para la cual no ha tenido preparación previa. Si va a utilizar apuntes, emplea fichas, no papeles sueltos.
Utilice palabras simples y fáciles de comprender
Utilice frases que denotan seguridad como “Yo creo”, “Yo siento”, “Yo pienso que”.
Mantenga el contacto directo con las personas que habla.
Tenga un manejo adecuado de los temas sujetos a conversación.
Utilice el nombre de la persona al dirigirse a ella.

4. Desarrolle su inteligencia emocional y su simpatía

Las personas con inteligencia emocional demuestran confianza en si mismas y están conscientes cómo sus acciones afectan a los demás. Estas personas se relacionan con las demás personas, independientemente de su procedencia o rango y hacen que estas se sientan confortables al compartir con ellas. Entienden que no pueden ni deben controlar las acciones de los demás, buscan actuar de manera íntegra y tratan a los demás cómo a ellas les gustaría ser tratadas. Actúan de manera tranquila y digna ante las situaciones difíciles.

En cambio, las personas que no poseen inteligencia emocional usualmente se caracterizan por los siguientes rasgos:

a) condescendencia,
b) agresividad,
c) beligerancia,
d) la tendencia a culpar a los demás de sus errores
e) insensibilidad.

Para cultivar su inteligencia emocional, debería desarrollar los siguientes rasgos:

Amabilidad y cortesía, trate a los demás cómo a ellos les gustaría que los trataran, no necesariamente como a usted le gustaría que la trataran.

Honestidad, diga y haga lo correcto, aunque sea difícil. No tiene que expresarse de manera brutal u ofensiva, pero sí tiene que ser asertiva.

Humildad, reconozca sus propias limitaciones y las fortalezas de los demás. No presuma con sus éxitos.

Autenticidad, acepte quién es usted, sea consciente de sus excentricidades sin ningún nivel de vergüenza, renuncie a la necesidad de ser perfecta.

Auto-consciencia, conozca sus fortalezas y debilidades y siempre procure mejorar. Trate de estar consciente del efecto que provoca en los demás, busque la retroalimentación de los demás.

Empatía, aprenda a ponerse en los zapatos de las otras personas. Demuestre que los demás le importan y trate de comprender sus situaciones.

Nunca se burle de los demás.
Solicite retroalimentación de las demás personas.
Reconozca los éxitos de los demás en público, pero critique sus debilidades en privado.
Recuerde siempre decir “por favor” y “gracias”.
Cree situaciones “ganar-ganar” considerando las necesidades de los demás, no sólo las suyas.
Aprenda la diferencia entre expresarse de manera agresiva y expresarse de manera asertiva.
Sea honesta, pero tenga cuidado en cómo expresa esa honestidad.
Detenga lo que está haciendo y preste atención a las personas que se acercan a su oficina.
Trate a los demás cómo ellos quisieran ser tratados, no como usted quisiera ser tratada.

5. Gestione hacia arriba

Gestionar hacia arriba significa que está consciente de la necesidad de cultivar relaciones con sus superiores. Significa que comprende el “quid pro quo” entre usted y su jefe/a.

¿Cómo gestionar hacia arriba de manera satisfactoria? Debe saber que el jefe/a es también un ser humano con fortalezas y debilidades, que quiere que usted haga su trabajo y que contribuya a hacer su trabajo más fácil, que quiere tener la posibilidad de retroalimentar su desempeño, que no es capaz en la mayoría de los casos de ayudarle a resolver sus problemas personales y que quiere que usted cumpla lo que promete.

Escoja sus batallas con cuidado, no todos los asuntos deben convertirse en una batalla.
Pregúntele a su jefe en que puede mejorar y así él o ella sentirá que puede retroalimentarla fácilmente.
Nunca confronte a su jefe frente a alguien de mayor rango.
Contraponga los riesgos y beneficios de retroalimentar usted a su jefe.
Tenga en cuenta que las diferencias de opinión entre usted y sus superiores son sólo eso, no tome las cosas personalmente.
Desarrolle intereses que capturen su pasión fuera del trabajo.
Debe estar dispuesta a darle a su jefe una opinión honesta para que él o ella tomen las decisiones que más beneficien a la organización, pero quién ultimadamente debe tomar la decisión no es usted.
Una vez que una decisión haya sido tomada, debe apoyarla aunque no esté de acuerdo con ella.
Mantenga a su jefe informado sobre lo que está trabajando y busque su retroalimentación.
Si está acostumbrada a aceptar todo lo que le dicen sus superiores, tome pequeños pasos en opinar diferente en algunas situaciones de menor dimensión.

6. Logre un balance entre los detalles y el planeamiento estratégico

La tendencia a concentrarse en los detalles puede llevarnos a perder la dimensión de la visión panorámica de la realidad. Esta tendencia se caracteriza por la necesidad de microgestionar y controlar a las otras personas y procesos, preocuparse excesivamente por los detalles y perder la habilidad de ver las relaciones entre las distintas problemáticas o factores. Es necesario ser precisa y meticulosa, pero no suficiente.

Formas en que puede desarrollar su pensamiento estratégico
Evite tomar notas de todo lo que una persona le está diciendo.
Pregúntese, ¿cuál es el panorama general?
Busque cómo mejorar los procesos y hacerlos más eficientes.
Lea libros y artículos que amplíen su conocimiento en su área de expertise. Anticipe los requisitos que le exigirán en el futuro.
Defina su rol de manera amplia
Resista ser perfeccionista.

Formas para no quedarse atrapado en el panorama general
Ubique en su horario tiempo para planear un proyecto, pero también tiempo para implementarlo.
Solicite retroalimentación de parte de sus colegas más pragmáticos.

Entre los consejos generales para balancear el énfasis en los detalles con una perspectiva más estratégica están los siguientes:
Lleve un curso sobre manejo del estrés para que no sucumba a la tendencia de considerar todas las tareas como urgentes.
Tome pequeños riesgos haciendo cosas ligeramente diferentes a como está usualmente acostumbrada.
Planifique los proyectos antes de comenzarlos para que se asegure suficiente tiempo para completarlos.
Subscríbase a una revista que aborde las nuevas tendencias en su área profesional.
Confíe en su capacidad de hacer las cosas bien la primera vez y utilice el tiempo que hubiera empleado en revisar continuamente su trabajo para hacer otras cosas como planear el futuro.
Cuestione las reglas de vez en cuando.
Dedique algún tiempo para hacer una lluvia de ideas para determinado proyecto en conjunto con sus colegas más creativos.
Tome una clase en pintura, escritura o escultura para abrir su mente a otras posibilidades.
Tome una clase de manejo efectivo del tiempo para que aprenda a desarrollar métodos que te permitan trabajar con límites de tiempo.
Considere si la implementación de sus ideas se pueden llevar a la práctica antes de ofrecer las soluciones.
Medite para mejorar su concentración.
Prepare y practique mentalmente su mensaje antes de dar una opinión.
Solicite a sus colegas más meticulosos que le ayuden con la logística de los proyectos.
Postúlese como voluntaria para liderar reuniones y mantenga la concentración del grupo por medio de seguir una agenda.
Si está en una posición de gerencia contrate a personas que complementen su estilo en estos aspectos.

7. Desarrolle su valor agregado

Las personas reconocidas por dar valor agregado a su organización hacen más cosas que su trabajo. Esto las distingue de sus demás colegas. Para lograr esto debe ser consistente: regularmente realice un trabajo con ningún o pocos errores, anticipe las necesidades de la empresa y trabaje en ellas antes de que se lo soliciten, cumpla los plazos de entrega, responda a todas las solicitudes con una actitud positiva, proponga soluciones a los problemas y comparta información sobre las nuevas tendencias en su área profesional.

Frankel aconseja seguir la estrategia “WALLET” por sus siglas en inglés que consiste en:

W-Escriba lo que quiere que las personas piensen y digan sobre usted. ¿Qué la diferencia de sus colegas? ¿Por cuáles cualidades quiere ser conocida? ¿Qué atributos y habilidades trae a su trabajo?
A-Actúe siguiendo lo señalado arriba.
L-Mire hacia el borde: ¿Quién está siendo exitoso o exitosa en su campo y qué es lo que está haciendo para ganarse ese éxito?
L-Procure que los demás se den cuenta de sus atributos y éxitos.
E-Busque retroalimentación de sus superiores y colegas.
T-Trate a los demás con abundancia, no les esconda información, bríndeles ayuda, apóyelos y elógielos.

Algunos consejos de la autora para darle valor agregado a su trabajo:
Piense en la descripción de su trabajo de manera amplia, trate siempre hacer más de lo que le piden.
Nunca deje de honrar el plazo de tiempo permitido para entregar un trabajo. Cuando sea posible incluso entregue su trabajo antes de que haya vencido el tiempo.
Suplante su resistencia a los cambios con una manera creativa de resolver los problemas.
Si se queja de algún aspecto de la organización trate siempre de proponer alguna solución para resolverlo.
Ofrézcase de voluntaria para labores poco comunes.
Devuelva todas las llamadas y correos, independientemente de quién los envíe, en un tiempo aceptable.
Responda a las solicitudes de nuevas tareas brindando una fecha aproximada de entrega.
Analice de manera realista lo que puede o no hacer, no prometa algo que no pueda cumplir.
Busque la forma de crear situaciones “ganar-ganar”, trate a los demás con abundancia. Busque oportunidades para proveer a otros de lo que necesitan.

8. Creación de redes para el éxito

La creación de redes fuertes trasciende a la necesidad de encontrar trabajo en un futuro. Estas cumplen un rol importante, pues nos brindan acceso a la información, nos brindan la posibilidad de contactar a personas similares a nosotras, nos sirven de ayuda técnica, nos sirven para la creación de nuevas ideas, nos sirven como referencia, nos brindan posibilidades de nuevas amistades y nos dan apoyo.

La creación de redes no es más que un reconocimiento al principio de que cualquier persona con la que se entra en contacto puede resultar de ayuda o puede ser perjudicial para nuestro éxito.

Entre las características de las personas que son buenas en la creación de redes están: interés genuino en los demás, habilidad de que los otros se sientan cómodos, compromiso con una causa mayor, disposición a dar más ayuda de la que podrían recibir a cambio, habilidad para pedir lo que necesitan, habilidad para ayudar a que otras personas consigan los recursos que necesitan y la habilidad de recordar a información, personas y eventos.

La creación de redes en el trabajo
Esté consciente de lo que otros necesitan y quieren y hágales saber que usted puede proveérselos.
Gestione la reciprocidad
Cree su “banco de favores”, esté consciente de los favores que ha hecho a los demás y consciente de que ellos le deben favores a cambio.
Manifieste su agradecimiento de forma proporcional a la ayuda que recibe.
De crédito a los demás por su trabajo, aunque no necesariamente sean merecedores de él.
Busque establecer conexiones con los demás.

Consejos par alas personas más tímidas

Avance en pasos pequeños
No asuma que está siendo una carga para los demás
Busque la ayuda de su grupo de apoyo
Tome en cuenta que personas menos capaces que usted están avanzando profesionalmente simplemente porque son buenos en generar conexiones con otras personas.
Recuerde momentos en que ha sido exitosa conectándote con otra persona.
Sea una líder en su campo
No subestime el poder de una buena escucha
No se preocupe por las conversaciones ligeras
Únase a otras personas introvertidas
Aproveche lo más que pueda lo que sabe
Practique, practique, practique
No guarde toda su información sobre usted, establezca una conexión basada en cosas pequeñas
Sea positiva
Esté cómoda con usted misma
¡Sólo hágalo!

Entre las oportunidades para la creación de redes están las siguientes: la participación en organizaciones de profesionales, fundaciones o asociaciones, comités varios, grupos sectoriales (de computación, de danza, de oración), reuniones informales, las conversaciones rápidas en el trabajo, grupos religiosos o espirituales, etc.

Entre los consejos para la creación de redes destacan los siguientes:

Organice salidas en grupo.
Introduzca a gente que usted conozca y que no se conozcan entre ellos.
Recuerde los nombres e información personal de otras personas.
Circule artículos a las personas que compartan sus intereses.
Sea una mentora.
Invite a colegas y sus familias a su casa.
Ofrézcase de voluntaria a una organización sin fines de lucro.
Sea miembra activa de organizaciones profesionales o comunitarias.
Dedíquese a un deporte que requiere a más de una persona.
Sea miembra activa del grupo de graduados y graduadas de tu profesión o universidad.
Brinde talleres gratis en el área de su expertise.
Escriba artículos para revistas académicas.

Frankel, Lois (2007) Stop sabotaging your career. 8 proven strategies to succeed in spite of yourself. Warner Business Books, Nueva York, Estados Unidos.