Yo Balanceada: El poder del pensamiento positivo

Vives en un mundo con un 80% de pensamientos negativos. Desde este instante puedes abandonarlo y hacerlo un mundo mejor con fe y esperanza.

Desde ahora estás capacitado para iniciar una nueva vida positiva. Vida que quedará en tu subconsciente como tu vida natural, impregnando con una fuerza todo tu ser físico y mental.

Eres capaz de hacerlo. Realmente puedes lograrlo. Inténtalo ahora llevando contigo no tan sólo pensamientos positivos sino que una vida positiva fruto de esos pensamientos.

El pensamiento positivo impregna todo lo que haces, impregna de elevadas vibraciones todo lo que te rodea. Sólo trabaja en tu beneficio y en el de los demás, dado que en el reino de la mente, lo positivo atrae lo positivo y rechaza a lo negativo.

Cuántos en el planeta desearían estar en tu lugar. Sé agradecido con lo que tienes y desde lo que eres y tienes, inicia el cambio hacia algo mejor, pues siempre habrá nuevos logros para tú crecer. La vida positiva se inicia ahora, ya, desde donde uno está.

Usa dos palabras mágicas: puedo y quiero. Puedo ser mejor. Quiero ser mejor.

Usa una frase mágica. Soy capaz: yo soy capaz de ser mejor y lograr éxito en mis metas positivas para la nueva vida que desde ahora iniciaré.

No hay edad para el cambio, la ciencia ya lo ha demostrado. Siempre siente que tu edad de mayor producción y capacidad está 20 años más allá de la que ahora tienes y actúa así pues tu cerebro crecerá. Nuevos circuitos activarás y cada día más inteligente serás. No olvides que la edad para China y Japón es sabiduría. Sin importar tu edad tienes una vida por delante y esa vida es importante.

Pide a lo interno ayuda para iniciar el cambio y comenzar desde este instante aprendiendo el arte del buen pensar, pensando cada día más y más cosas positivas.

Quien no comete errores, es un ser que no sabe vivir. Es un ser estancado en la vida. Sólo quien intenta ser mejor, vivir mejor y aprender más, comete errores. De cada error se saca una positiva lección. Cada error es una enseñanza que nos permite avanzar.

Quien no aprende a perdonar, dificulta su caminar. Perdonar deja una sensación de libertad maravillosa.

El mejor lugar del planeta está donde tú estás en este instante. Te encuentras en ese lugar y puede hacer un cielo de un infierno con sólo tu actitud mental positiva.

Eliminar la duda, el temor, la ansiedad y la preocupación. No lo olvides. El cáncer es curable. Lo que mata es el temor al cáncer. Toda meta lógica es alcanzable, lo que lo impide es la duda. Eres capaz de lograr desde ya el cambio, lo que te limita es la ansiedad y la preocupación. Borra de tu mente la duda, el temor, la ansiedad y la preocupación.

Condiciona tu mente subconsciente con positivos pensamientos conscientes. En la medida de tu fe en ti mismo, de tu fe en las herramientas que Dios te dio y créelo, fueron las mejores. Comienza a usar esas herramientas y los resultados te sorprenderán.

Las herramientas son tus propios pensamientos y nadie puede ayudarte a pensarlo o a pensar por ti.

Asume desde ya tu responsabilidad de que eres lo que has pensado.

Asume el compromiso de que serás lo que desde ahora pienses
Nada ganas con sentirte superior a otros. Sí ganas con sentirte superior a ti mismo.

La única guerra es contigo mismo. El único rival eres tú mismo. La única persona a la que debes vencer es a ti mismo. Véncete limando con el pensamiento positivo reiterativo la preocupación. Véncete aumentando tu autoestima y el valor personal. Véncete asumiendo a tu presente y futuro.

Eres capaz de lograrlo.

Eres importante, pues eres hijo de Dios, en transitoria misión de perfeccionamiento por tu forma física en la que nada negativo puede tocar lo sutil que realmente eres. Sólo lo positivo toca tu alma y lo hace permitiéndote crecer y evolucionar.

Nada sucederá en tu vida mientras no lo quieres y una vez fijada esa idea en tu subconsciente no hay límite para la meta que uno se programe.

Establece metas elevadas y comienza a vivir una vida que te permita alcanzar las metas nobles y que por ningún motivo puedan dañar a otro. Puedes lograrlo. Tan sólo de ti depende si lo logras o no.

La enfermedad puede ser un obstáculo para el cuerpo pero no para la voluntad y la capacidad de emitir buenos pensamientos.

Ante cada problema, relájate. Piensa que eres capaz de solucionarlo. Elimina la ofuscación. Repite una y otra vez que lo solucionarás y la solución llegará. No pierdas el tiempo ni la energía en problemas menores. Esos se van solos sin problema.

Cada dificultad es una oportunidad que la vida te da para tu personal desarrollo. Si logras aceptar este enfoque, cada dificultad fácilmente superada será y tu más crecido estarás.

Cuando te preparas para lograr lo mejor la fuerza interior actúa más allá del tiempo y del espacio con el fin de que tengás eso mejor por ti pensado.

Al despertar se agradecido por haber despertado y piensa y cree que será un buen día para ti y que mañana lo será aún mejor. Mírate al espejo y ve tus ojos resplandecientes y tu aspecto radiante. Usa frases de auto-apoyo. Hazlo todos los días.

Las cosas que ya son, imagínalas como tú quieres que sean mejores. A tu familia, imagínala mejor, a tu trabajo, imagínalo mejor, es decir, imagínalos mejor, cerrando los ojos y viendo lo que tú deseas mejor de lo que ahora es. Ve el futuro de un mundo mejor. Hazlo con fe. Tienes el poder para lograr que ese futuro sea mejor. Tu mente es más poderosa de lo que haz imaginado. No la haz sabido usar. No importa, ahora la usarás sabiamente.

Si perseveras y eres constante en tus anhelos, los lograrás dado que eres capaz. No hay límites ante ti, los límites los pones tú mismo. Amplíalos desde ya cada día más.

Como ejemplo tienes a Napoleón. Era el número 42 en la academia militar. Pregúntate cuántos monumentos y libros se han destinado a ese número 42 y si existe alguno de los otros cuarenta y uno que en esa academia eran considerados superiores a Napoleón que sea recordado. Él tuvo fe, visualizó, creyó y logró una meta que no entraremos a comentar si fue noble o no, si no que a valor lo que la mente pudo lograr, partiendo de la base que tus metas serán justas y lógicas y nobles sin importar en el lugar que ahora estés, pues ese es precisamente el mejor lugar para iniciar el cambio positivo en tu vida. De la misma forma triunfarás.

Vives en un mundo negativo. Toma la decisión de hacerlo positivo.
Vives en un mundo con presagios de caos. Toma la decisión de pensar en un mundo mejor.

Prepárate para mañana, trabajando bien hoy.

Mira más allá de las estrellas, observando primero lo que te rodea y luchando por mejorarlo. Sólo tú puedes lograrlo.

Pese a todo lo negativo que es externo, puedes llevar una vida positiva, buscando apoyo a lo interno. San Agustín al momento de morir dijo; toda mi vida busqué a Dios fuera y estaba dentro de mí.

Dentro de ti está la mente consciente que es la fuente de los pensamientos los que tan sólo tú puedes manejar. Está tu mente subconsciente que es la depositaria de la fuerza que nos llega desde el alma y que rige la vida y nos permite vivir, fuerza conscientemente con los pensamientos puedes aprender a programar. Usa los pensamientos de manera tal que te permitan ser el mejor programador de tu subconsciente. Usa la fuerza interior con el fin de tener una mejor vida en el exterior y colaborar un mundo mejor.

Puedes hacerlo. Eres capaz. Eres importante. Decídete ya. Hazlo ahora e inicia el cambio.

Fuente = Documento facilitado en, ALAS, “Taller sobre autoconocimiento y autoestima”. 18 de abril de 2010. Heredia, Costa Rica. Cortesía de Cristina Rojas.