Mis emociones y yo: Técnicas para mejorar la auto-confianza

“La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito.” Ralph Waldo Emerson)

Para construir la autoconfianza, existen tres procesos complementarios:

Desarrollo de competencias: Es normal sentirse insegura frente a situaciones desconocidas, la inseguridad es una respuesta a la incertidumbre y de lo imprevisto, por esto, hay que desarrollar las competencias (conocimientos y aptitudes). Sin esfuerzo, no hay competencia; sin competencia, no hay autoconfianza.

Pensamiento positivo: cada pensamiento positivo combate la inseguridad personal. Para poder confiar en sí misma, hay que aprender a pensar como si ya se tuviera esa autoconfianza. Cada persona debe visualizarse como un ser humano con éxito, verse como triunfando y venciendo. Para mantener esta actitud positiva, hay que rodearse de personas que proyecten dicha actitud también, de personas optimistas que hagan sentirse bien y que estimulen las capacidades personales.

Postura de seguridad: La falta de confianza es uno de los factores responsables del fracaso y se debe superar para llegar a ser la persona que se desea ser. Es un proceso de aprendizaje continuo. Lo primero que hay que tomar en cuenta es tener una autoimagen positiva y actuar acorde con ello. Aunque al principio nos cueste sentir confianza en nosotras mismas, al menos debemos proyectar una imagen de auto-confianza. Entre las técnicas para proyectar confianza a los demás:

Mirar a los ojos constantemente proyecta mucha seguridad y provee una fuerte emoción interna de sentirse valorada.

Un breve y ligero toque en los hombros sirve como estímulo emocional, es una demostración de respeto y valoración hacia la persona.

Asentir constantemente es una forma de demostrar que la persona está siendo escuchada.

Siempre animar con la verdad.

Otras técnicas para aumentar la auto-confianza:

Hacer una lista de lo que le gusta de si misma, de las cualidades. Leer esta lista frecuentemente.

Escribir todo aquello que se hace bien.

Recordarse a usted misma que no tiene que esperar a que otra persona determine su valor. El valor de cada persona está determinado por la percepción de si misma.

Hablar con alguien con la que pueda confiar, especialmente cuando se encuentra en una situación que no se siente con confianza. Rodearse de gente positiva, que inspiren y que tengan confianza tanto en ellas mismas como en usted.

Hacer algo riesgoso, algo que nunca hizo antes eso le dará más confianza, ya que sentirá el valor para hacer muchas otras cosas nuevas. Realizar cambios exteriores simples que ayuden a mejorar la confianza (corte de cabello, cambio de ropa).

¡Hay que inspirar confianza para ser lideresas!

Fuentes: Estanqueiro A. (2006). Principios de Comunicación Interpersonal: para saber tratar con las personas. Editorial Narcea S.A., 12ª edición. Madrid, España.
McQuiag J. (1995). Cómo motivar a la gente. Editorial Diana, 12ª edición. D.F., México