Soy Líder: Cómo crecer con la crítica

Parte de tener una alta autoestima es aprender a crecer con la crítica. Las personas con baja autoestima tienden a malinterpretar las críticas o a percibir como crítica cualquier comentario. No obstante, reaccionar bien ante una crítica nos puede ayudar a mejorar nuestro desempeño personal, social y profesional.

¿Por qué no se aceptan las críticas? Las distintas respuestas que se pueden encontrar son:

• Porque creemos que nadie más conoce nuestro ser intimo
• Suponen aceptar a quien las formula
• Suponen hacer algo al respecto
• Por simple orgullo personal
• Los cambios generan miedo y rechazo

Sin embargo, las personas deben aprender a recibir las críticas que se les hacen, de ahí que:
Se debe escuchar empáticamente y activamente a los demás.
Sentir las críticas como instancias de retroalimentación
Analizar el contenido en vez de la forma

• Aprenda a aceptar críticas sobre su trabajo:
• Asuma el compromiso de mostrarse receptiva aunque estén mal planteadas. Ello le permitirá afrontarlas de mejor manera.
• Analice el contenido en lugar de la forma. En muchas ocasiones lo que parece ser un ataque no es más que una sugerencia mal planteada.
• Relativice los comentarios personales. Si las críticas son injustificadas, se refieren a generalidades o aspectos personales que nada tienen que ver con el trabajo, la reacción emocional es mucho más potente.
• También comprenda que no siempre se puede complacer a todo el mundo.
• Trate de encontrar algún nivel de verdad en la crítica. Puede que la persona no tenga mucho tacto para decirle las cosas, o que sus comentarios sean exageradas, pero siempre habrá cierta cantidad de verdad de la cual usted puede aprender. Es tarea suya encontrar esa verdad y aprovecharla.
• No critique ni ataque a quien lo critica.
• Incluso en el caso de que alguien sea poco confiable, o que, por la razón que sea, usted no se lleve muy bien con ella, eso no significa que sus comentarios siempre carecerán complemente de méritos.
• Cuando la crítica nos la hacen de forma agresiva, insultando y gritando, lo mejor será acabar o cortar la conversación lo antes posible.
• Reconozca que alguna gente no cree realmente que sea necesario decirle a usted lo que hizo bien.
• Tenga presente también que los comentarios duros y las críticas con “golpes bajos”, generalmente provienen de personas que están insatisfechas con ellas mismas, que son infelices o inseguras.
• Si escucha una crítica repetidamente puede que sus críticos tengan razón y que sea hora de que usted se haga una sincera evaluación en ese punto.
• Acepte la crítica como un fenómeno social de necesaria retroalimentación, y aprenda de ella.
• El tono de voz es muy importante a la hora de responder a las críticas. Debe ser neutral e indiferente. Esto contribuirá a que la conversación fluya y a que se puedan sacar conclusiones positivas.
• Justificarse, pedir disculpas o dar demasiadas explicaciones ante una crítica denota inseguridad.
• Reconocer lo que nos están diciendo: es una forma de frenar a nuestro interlocutor. Podemos preguntas acerca de la crítica para aclarar cuál es la intención del interlocutor. No hay que contraatacar ni ponerse a la defensiva.
• Solicite sugerencias y consejos a su crítico/a para mejorar.
• Las críticas, si son bien recibidas, las podemos utilizar en nuestro propio beneficio y son un instrumento muy útil que favorece el desarrollo de las relaciones personales.

Fuentes: Aparicio Pérez, Trinidad. (2002). Cómo aceptar y responder a las críticas. [versión electrónica]. Puleva Salud. Disponible en: http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=100467&RUTA=1-3-2071-100467
Cortés, Ferrán Ramón. (2009). Saber aceptar las críticas. [versión electrónica]. El País Semanal. Disponible en http://elpais.com/diario/2009/09/27/eps/1254032810_850215.html

Fernández, José María. (2010). Aprender de la crítica. [versión electrónica] Hoy. Disponible en http://www.hoy.es/v/20100829/opinion/aprender-critica-20100829.html